Saltar al contenido

Conoce a la Reina del Vino Alemán

Conoce a la Reina del Vino Alemán

– análisis sensorial ciego de los sabores y aromas de una muestra de vino
– dar discursos improvisados sobre la historia de una región vinícola alemana elegida al azar
– responder preguntas técnicas sobre las diferencias entre las regiones vinícolas y las variedades de uva
– describir con precisión las técnicas de elaboración de un determinado tipo de vino
– hacer un discurso extemporáneo sobre el vino alemán en inglés utilizando palabras específicas proporcionadas por el jurado

Además del jurado, también está la presión de a veces miles de fans que lo miran. En resumen, una bonita sonrisa y una buena figura no te lleva muy lejos.

El programa de la reina del vino es una idea muy inteligente que celebra muchas de las mejores cosas del vino y la cultura sin caer en los aspectos más traseros de muchos concursos de belleza. Celebrando a las jóvenes bellas e inteligentes apasionadas por el vino, el programa sirve para atraer a los jóvenes a la cultura del vino, mientras que al mismo tiempo lo desmitifica y le da glamour.

“Desde los tres años, he querido ser una reina del vino”, dijo Strebel, mientras estábamos en la esquina de una de las cabinas más grandes de agua mineral en ProWein, donde acababa de pasar 90 minutos probando maridajes de vino y agua mineral para la compañía.

“Me di cuenta de que era una oportunidad para representar mi región entera, y para celebrar el vino, que es tan importante para mí y mi familia”.

“Convertirse en reina del vino pone tu vida patas arriba”, dijo Mandy Grossgarten, mientras se aplicaba un tatuaje temporal de la palabra “riesling” a lo largo de mi antebrazo. Grossgarten fue la Reina del Vino del año pasado (en la foto con Strebel a la izquierda), y estaba claramente disfrutando de su regreso a la vida civil (aunque hay que señalar que mi breve entrevista con ella fue interrumpida no menos de cinco veces por gente que quería autógrafos, fotos, o simplemente un beso rápido en la mejilla).

“Tienes que renunciar a un año completo y dejar todo”, dijo Grossgarten, explicando que la reina del vino promedio tiene más de 200 citas publicitarias a nivel nacional e internacional, todas coordinadas y financiadas por el Instituto Alemán del Vino.

Strebel, por su parte, está deseando completar sus estudios y luego volver a casa a la bodega de su familia y tomar el relevo como enólogo de su padre cuando llegue el momento.

Mientras tanto, parece que será un poco famosa en la sala de cata de la bodega. En honor a su logro, su padre ha lanzado un Sylvaner Reserva llamado “La Reina” con Strebel en la parte superior de la etiqueta. “¡Tenemos motivos para celebrar!” dijo el sitio web de la familia.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies