Saltar al contenido

Francia en crisis, otra vez: El vino tinto arruina el Tour de Francia

Francia en crisis, otra vez: El vino tinto arruina el Tour de Francia

La respuesta, que muchos consideran la peor noticia para Francia en muchas décadas, fue el vino tinto. Aparentemente Armstrong explotó una propiedad del vino tinto que los científicos sólo han informado recientemente: a saber, que beber vino tinto enmascara los niveles de testosterona hasta el punto de que puede ocultar las irregularidades en esos niveles causadas por las drogas que mejoran el rendimiento.

Armstrong fue notablemente sincero en cuanto a su técnica para superar las pruebas de drogas. “Estaba básicamente borracho la mayor parte del tiempo”, dijo a los periodistas en una conferencia de prensa, “pero ya sabes, cuando estás bebiendo la mierda realmente buena, como yo lo hice, no te emborrachas descuidadamente, y no tienes resaca”.

Como las estrellas de rock y las celebridades que ponen términos específicos y a veces escandalosos en sus contratos, Armstrong y sus compañeros de equipo pidieron Mouton Rothschild, Haut Brion, y Chateau Latour entre otros.

Pero no todo el mundo ve este escándalo como un desastre.

Filnot renovó las demandas de su partido para que Francia deje de beber alcohol, se abstenga de bailar y racione tanto la sal como el aceite de oliva.

Mientras tanto, los jefes de la mayoría de los principales organismos regionales de vino se reunieron en Dijon para formular una estrategia para combatir las esperadas consecuencias de estos eventos.

Ninguna palabra todavía de la Organización Deportiva Amaury, que dirige el Tour de Francia, en respuesta a esta noticia. Sin embargo, una fuente cercana a la organización, hablando en condiciones de anonimato, informó que se están haciendo planes para cambiar el recorrido de la carrera en sí, “para mantenerlo lo más lejos posible de esos malditos viñedos”.

Más por venir a medida que la historia se desarrolla.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies