Saltar al contenido

Vendimia de Borgoña 2009 según el Domaine de la Romanée-Conti

Vendimia de Borgoña 2009 según el Domaine de la Romanée-Conti

Escoge tu metáfora. Es el equivalente del mundo del vino a ser invitado a la Casa Blanca para una cena, o a la Cumbre del G8 en Davos. O conseguir una entrada para los Oscars, excepto que sólo hay treinta personas presentes, y los premios son sólo para una película. Cuando llega la invitación para unirse a un grupo muy pequeño de personas para probar los estrenos actuales del Domaine de la Romanée-Conti junto con el co-director del domaine, Aubert de Villaine, cancelas cualquier plan que tengas, y simplemente vas.

Después, en la mañana designada, te presentas en silencio en el vestíbulo del restaurante Quince, e inmediatamente te das cuenta de que estás mal vestido para la ocasión, a pesar de llevar un bonito par de pantalones y una camisa de botones. Pero todos los trajes cuelgan de marcos relajados, y están acompañados por las sonrisas de muchas caras familiares, aunque parece que muchos comparten su sentido de la anticipación.

Esperas, sorbiendo tímidamente un vaso de Borgoña blanco de Leflaive, cuyos detalles se olvidan casi tan pronto como ves la etiqueta, de repente te das cuenta de un hecho simple y descarnado. Eres la única persona en la habitación que no se gana la vida, o ninguna vida, en realidad, del mundo del vino. Rodeado de sommeliers, importadores, minoristas y unos pocos periodistas selectos que son tan buenos que la gente les paga regularmente lo suficiente para escribir sobre el vino como para alimentar a sus familias, te sientes profundamente fuera de lugar. Hablas poco, pero eres consciente de que sólo has tenido la suerte de probar tres vinos de la República Democrática del Congo en tu corta vida, cada uno de ellos con una edad de entre diez y treinta años, y por lo tanto no tienes ningún contexto con el que comparar estos vinos infantiles.

Acompañándote de los recuerdos de todas las catas que hiciste en Borgoña hace un par de años, te dices a ti mismo que sabes a qué sabe el buen Borgoña, incluso sólo dos meses después de la cosecha. Y a pesar de que estás a punto de tener más vino en tu boca en la próxima hora que el que has tenido en el último año combinado, finges que no estás intimidado, y haces un buen trabajo para convencerte a ti mismo.

La habitación está en silencio, excepto por el (quizás molesto) débil clic de su teclado, y dentro de una frase o dos, usted es sólo otro periodista, haciendo su trabajo. Y amando cada maldito minuto de ello.

* * *

Aubert de Villaine:

Gracias. Es maravilloso estar en una habitación como esta. A la mayoría de ustedes los conozco, hemos estado probando juntos muchas veces antes. Es un placer estar de vuelta en esta familia. La cata del año pasado fue mucho más pequeña. No hemos tenido una cata grande como esta desde hace unos años. Es algo muy bueno y estoy muy contento de hacerlo. Y en una sala que está llena de aromas maravillosos. Antes estaban sirviendo el vino, y pude olerlo. En Nueva York, [donde se realizó la misma cata la semana anterior] el olor era diferente, tal vez por el Corton.

Seré muy breve sobre la cosecha, para decirles algunas cosas. Luego probaremos los vinos. Lo que será interesante será discutir los vinos, y estaré encantado de responder a sus preguntas sobre los vinos y sobre cualquier otra cosa. Esto es por lo que estoy aquí, para rellenar algunas de las cosas que queráis saber sobre el dominio o sobre Borgoña.

2009 es una cosecha, que, como muchas cosas de la vida, no empezó con la mejor perspectiva. Tuvimos un brote muy temprano, con el temor a las heladas que esta ocurrencia trae consigo. Afortunadamente no hubo heladas, pero tuvimos una temporada difícil después de eso. Tuvimos lluvias en abril, mayo, junio y julio. El resto del tiempo fue mayormente un clima muy caluroso, pero también llovió regularmente. Esta es, por supuesto, una condición que lo hace difícil, especialmente para nosotros que elegimos cultivar biodinámicamente. En estas condiciones tienes que luchar todo el tiempo contra los ataques naturales de todas partes. Sabes, hay algo de lo que te das cuenta después de que todo termina y cuando las uvas están en la cuba. Estas condiciones que parecen tan malas son en realidad muy importantes. Por un lado con el moho y el odio, reduce la cantidad, y crea un equilibrio al que el viñador tiene que escuchar. Tiene que escuchar el equilibrio entre el rendimiento, las condiciones climáticas, todos estos elementos de la cosecha. Siento que hoy tenga dificultades con mi inglés. Verán, la importancia de escuchar y no tratar de luchar demasiado contra las condiciones naturales porque crean este importante equilibrio.

En 2009 estas lluvias que recibimos fueron muy importantes para las viñas. Tuvimos una verdadera sequía en agosto, con la excepción de una tormenta que nos hizo mojar sólo por una noche. Pero la sequía fue compensada por la humedad que las vides tuvieron en la primavera, lo que permitió especialmente al Grand Cru, cuyas raíces son profundas, encontrar lo que necesitaban en la sequía, y la madurez progresó con armonía y equilibrio. millerandage, tal vez porque mucho millerandage había sido creado antes por las condiciones de humedad.

Cuando la cosecha llegó a principios de septiembre, decidí esperar un poco más. Podríamos haber empezado antes, pero el rendimiento era importante, y esperamos hasta el 10 de septiembre. Cosechamos entre el 10 y el 18, y en el medio, algo muy inusual: la cosecha de Montrachet.

El Chardonnay en 2009, al igual que en 2011, comenzó bastante tarde en comparación con el Pinot. Durante todo el año, su evolución estuvo detrás del Pinot. Lo que les hizo, por ejemplo, que la floración fuera menos favorable para el Chardonnay. El rendimiento final del Chardonnay no fue tan importante como el del Pinot. Al final, lo que sucedió es algo que raramente veo una progresión de la madurez del Chardonnay extremadamente rápida. En las últimas 2 semanas [antes de la cosecha] vimos que la progresión [de los azúcares] era algo así como un 2% por semana. Finalmente el Montrachet estaba maduro prácticamente al mismo tiempo que el Pinot y tuvimos que recogerlo justo en medio de la cosecha del Pinot.

Verán los resultados de esto en el estilo, es un estilo muy interesante. Muy diferente de la habitual opulencia de nuestro Montrachet. La opulencia está ahí poco está oculta por una mineralidad que está muy presente.

En cuanto a los tintos, ¿qué más puedo decir? La marca de 2009 es que tienes una cosecha excepcional, tanto por la cantidad como por la calidad. Para nosotros, tuvimos una cantidad de 30 hectolitros por hectárea. Esto es muy alto para nosotros. Tuvimos entre 27 y 32 hectolitros por hectárea en todos los viñedos. Cada uno de estos vinos, como sabes, proviene de viñedos que tienen una media de 50 años de antigüedad mínima, todos están hechos de los mismos tipos de uva, y todos tienen el mismo tipo de vilificación y élevage. Todos, es decir, excepto el Vosne-Romanée Premiere Cru, que se hace con las viñas jóvenes de los viñedos viejos. Y en 2009, este vino también contiene un viñedo joven de La Tâche. Hay un promedio de 12-15 años [de edad de la vid] en este viñedo.

Y, por supuesto, tenemos el Corton por primera vez. Puedes seguir este orden de cata que se establece aquí en la hoja, con el Vosne-Romanée Premiere Cru primero, o tal vez puedes empezar con el Corton, donde realmente estamos en otro mundo. Estamos en la Costa de Beaune y pueden ver lo diferente que es. Sí, creo que puedes hacer lo contrario, empezar con el Cortón.

Le dejaré probar en estas impresiones, y luego podemos discutir.

Tómese su tiempo. Estos vinos necesitan algo de tiempo para que usted tenga una conversación [con ellos]. Tenemos la posibilidad de dialogar con ellos durante el tiempo que queramos. Tómese su tiempo.

* * *

Para continuar….

5206147332_a8c73a0139_z.jpg

Comparta esto:

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies